Cafe con Mistica

Polvos y Unciones Mágicas

SAL: El primer polvo mágico de gran poder que no debe faltar en tu casa es LA SAL Sirve para limpiar y atraer fortuna y cosas buenas. Si se te cae mientras cocinas, no la tires nunca a la tierra ni a la basura; debes tirarla sobre ti y sino al agua, limpiándola con un paño húmedo y luego lavándolo o bien, quemándola para convertirla en ceniza antes de desecharla. Es muy utilizada en rituales para limpiezas energéticas. Puedes hacer un aro con ella y permanecer dentro o para limpiar algunas gemas (previendo que no sean de algún tipo que sufra daño, algunas gemas solo se limpian con agua y otras solo con sahumos). También se usa mucho en baños de despojos o bien, luego de un baño corriente, con la piel húmeda, te untas con la sal seca y meditas unos 15 minutos para pedir que tu aura quede descargada de posibles larvas.

AZUFRE y SULFURO: Este material es tóxico, por lo que debes utilizarlo siempre en lugares muy ventilados. Suelen acompañar rituales con oraciones sagradas y símbolos, para peticiones mucho más poderosas de posesiones, entidades, entendiéndose como tales, incluso los vicios, que en la rutina, les permitimos a otros alimentarse y robar más energía que la de la droga o vicio en sí. Las entidades trabajan hasta el punto de hacer desaparecer nuestra esencia y las conexiones con lo divino universal. La forma en que se usa este polvo, es, posterior a la invocación de los elementales superiores (espíritus de la naturaleza), Arcángeles o maestros superiores y la petición específica de purificación y trascendencia para la recuperación del camino a la evolución espiritual, se enciende carbón y tirando de tanto en tanto el azufre para convertirse en sulfuro. A medida que el polvo transmuta, se supone que la entidad también lo hace. El azufre es muy atractivo para larvas y entidades, se apegan a él y el fuego de las brazas los ayudan a transmutar. Posteriormente, se enciende copal o palo santo y se sopla el humo en el espacio a tratar o al rededor del consultante, pues los perfumes son la manera de representar el reemplazo de la energía, o bien, de atraer energías positivas.

COPAL: Es una resina de árboles sagrados. Viene en forma de trozos similares a piedras o también en polvo. Es muy utilizado en rituales de purificación, atrae energía de armonía y ayuda a transmutar energías densas. Su humo es blanco y perfumado. Para quemarlo, necesitas la ayuda de carbón y fuego, y de la misma manera que en el item anterior, puedes utilizar nada más este polvo, para adentrarte en una meditación, armonizar tu hogar, después de trabajos energéticos o durante los mismos. Utiliza con amor y respeto estas resinas sagradas, pues son parte de nuestra naturaleza y para extraerlas, se recurre al sangrado de árboles. Si utilizas desmedidamente los productos de la tierra, sin dar gracias y solo para servir a tu ego, el trabajo puede no tener los resultados más beneficiosos.

JENGIBRE: acelera efectos en el tiempo para tus peticiones, puedes tirar por sobre las velas o acompañar los aros de sal para protección.

CANELA: atrae amor, fortuna, buena suerte, prosperidad de todo tipo; usala en infusiones bebidas o después del baño, derrámala sin secar sobre tu cabeza y cuerpo. Pídele protección, calor para tu cuerpo, quitar dolores menstruales, alejar malas vibraciones y atraer lo bueno. La canela es inflamante, por lo que si vas a quemarla en carbón o en aros de fuego, debes tener cuidado en la cantidad y la cercanía a tu cuerpo.

MIEL: Agrégale a tus infusiones (bebidas o de baños) para atraer dulzura, desinfectar, lavar heridas en lugar de usar jabón, regenera tu piel con mascarilla, unta velas, acaríciate con ella y un poco de agua y pide atraer la bondad y amor verdadero.

AGUACATE O MANTECA DE PALTA: Llama la riqueza en todos los temas, unta velas, ponte en el rostro y en las manos, pide que tu trabajo sea fortuna para otros y recompensa para ti.

POLEN: Tiene casi los mismos efectos de la miel, puedes ingerirlo y tener una rica fuente de energía, pero también puedes usarlo en baños, hiriviendo agua en una olla y posterior a un baño de despojo de hierbas amargas, la semana siguiente a dicho baño, puedes hacer uno con polen, flores de manzanilla, pétalos de rosa y agregar una cucharadita de azúcar morena. Pedir para elevar el autoestima, y como siempre, no olvidar que tanto el polen, las flores, las resinas e incluso las velas de cera de abeja, están hecas con productos de la tierra, y que todo trabajo debe tener un respeto en su ceremonia, y que aquello por lo que pides, sea para que puedas retribuir de la misma manera a tu entorno y no para alimentar al ego.

Haz un círculo de sal en un plato blanco de cerámica, coloca una vela de color para el uso que necesites.
pon flores de lavanda dentro del círculo para pedir riqueza espiritual, protección para tu alma, salud y limpieza de aura así como dulces sueños, clarividencia. Tu vela debe ir en medio.
Si lo que quieres es pedir por amor, armonía, autoestima, limpiar tu hogar, puedes colocar pétalos de rosa o de flores rojas y rosadas.
Pon canela y jengibre, polen y pétalos blancos para la paz del mundo, para recuperarte de una tristeza, para el perdón de otros.
Con los restos del plato (sin los restos de la vela y sin la sal) haz una cocción en agua y devuélvela a la tierra con una promesa de tu parte para el mundo.

Todos los derechos reservados. Esta obra está protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: