Cafe con Mistica

Larga vida al Aerantho que sabe abrazar al árbol

Se añoran tiempos más que lugares.
Se ama la ilusión más que a algunos seres.
Ilusión y tiempos otorgan razones para vivir.

Los sujetos específicos nunca serán tan importantes como la idea que creamos sobre ellos y esa idea
permanece hasta la muerte o la desilusión.

Yo espero reabrazar a ciertos tiempos, antes de que la memoria apague su luz.

Todos los derechos reservados. Esta obra está protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: