Cafe con Mistica

Carta de una vela a Don Eterno

A mi amigo escritor, el gran Ernesto Carmona.

Te habías marchado anoche
pero en realidad me fui yo un Lunes 
cuando me invitaste a compartir
y multiplicabas tu infinita luz.

Quería expresar tantas cosas hoy
(o noche siguiente)
pero te fuiste tan pronto
sin que pudiésemos decir algo.
Y yo, así derretida
me vi sin forma en mí misma
muda y llorosa por tu fugaz presencia.

Me quedé buscándote en la anchura de Buenos Aires
tan sola en esa corta y desvaneciente caminata al ómnibus.
El aire secó mi esencia,
petrificándola sin tu adiós.

En la memoria del día
en que me apegué a tu suelo,
y empecé a transformarme
siendo 20 de Enero del 6o. año del siglo…
día de noche en un cine de Santiago
cuando se estrenaba un drama político
y yo tan perdida como hoy que sé llorar
volvería a preguntar quién fuiste
solo para escuchar tus historias de cárcel y exilio,
o al menos para decirnos el título de Clooney.

No te vayas del todo, amigo del alma…
Aún no sé cuál es mi forma.
—–
Buenos Aires, 2010.
En 2006 se estrena en Santiago: «Good Bye and Good Luck».

4 comentarios en “Carta de una vela a Don Eterno”

      1. Hay poemas únicos por circunstancias tan dolorosas como la pérdida de un ser al que queremos.
        Yo estoy seguro que a muchos más les gustaría …si lo descubrieran.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: