Cafe con Mistica

Magia hidratante para tu piel

attractive-1866858_1920Durante cierto tiempo me dediqué además de los masajes a crear exquisitas mascarillas con productos orgánicos y naturales para mejorar distintos tipos de pieles: grasas, mixtas, secas, con acné, arrugas prematuras por estrés, manchas o impurezas por nicotina… entre otras muchas para mencionar.

Me gusta que todo lo que preparamos en Café con Mística sea absolutamente personalizado y se elabore en el momento, pues incluso una misma persona puede necesitar algo diferente con el tiempo, ya sea para mantener su piel suave o para afecciones puntuales.

Acá voy a darte algunos tips mágicos que puedes hacer siempre, simplemente para lucir una piel más suave, brillante y sedosa. Consultame si quieres una receta más particular.

Esta mascarilla te ayudará a prevenir o borrar pequeñas arrugas por estrés, darle brillo, recuperar juventud, eliminar células muertas e impurezas sin recurrir a raspados que pueden provocarte irritación después. Podrás también borrar manchas propias de la exposición en el sol y los años, pues los ingredientes colaboran a desinfectar, nutrir, hidratar de forma natural y divertida. Espero que te guste.

Necesitas:

Indispensable:
1 olla con agua
un cubo de hielo
un paño suave, preferible de microfibra
avena orgánica (nutre, suaviza)
miel orgánica (limpia, nutre, suaviza, desinflama)
Maicena (cierra los poros, suaviza, elimina grasitud y tensa la piel dando una apariencia más joven)

Opcional:
Pepino (calma de agresiones externas, nutre y rejuvenece, ayuda contra manchas)
aceite de sésamo o aguacate (si tienes piel seca, proporciona elasticidad)
Yogurt natural (ayuda a disminuir agresiones causadas por el sol)
cacao puro sin azúcar ni agregados (ayuda a dar un aspecto rejuvenecido)
Perejil u orégano  (ayuda a limpiar y prevenir hongos y puntos negros)
Café orgánico, ¡no instantáneo ni malta ni de soya ni cosas que no son café! (mi ingrediente favorito) (da un aspecto más joven, limpia y da suavidad)

Lo primero es preparar una olla de agua caliente, la cual puedes esperar a que hierva pero debes colocarla cerca de tu rostro con el cuidado y la distancia necesaria para no quemarte (si sientes que te quema, espera o aléjate un poco más. Se trata de una vaporización simple, colocando tu rostro frente a la abertura de la olla y tapando entradas de aire con una toalla, para evitar que se enfríe rápido y que tu rostro pueda sudar y abrir los poros para extraer las impurezas de forma amable.

Yo recomiendo hacer vaporizaciones por lo menos una vez al mes, ayudarás a mejorar tu estado de ánimo y salud corporal. Parte de la medicina China y de otras partes de Asia como Japón, marcan al rostro, manos y pies como un contenedor en tamaño reducido del mapa total del cuerpo, y tanto los masajes en estas zonas como las limpiezas e hidrataciones repercutirán internamente en una mejora de la salud general. De todos modos, es claro que manteniendo los piecitos, la carita y las manos suaves y bonitas, nos dará más gusto sonreír y mirarnos en el espejo.

Una vez termines con el vapor, ten a mano el cubito de hielo envuelto en un pañito suave que no raspe tu cara. Si pones el hielo directo, puede que te dañes la piel y sufras de rojeces no deseadas, por eso es importante el paño. Esto ayudará a que tus poros, una vez limpios, se cierren y reciban la mascarilla mágica como algo extra para nutrirse, ya que el vapor probablemente por sí solo, sin algo nutritivo, puede ser muy resecante y si no cierras los poros, puedes agrietar tu rostro y no queremos eso.

Bien, una vez tu cara esté fría tienes que tener preparada previamente una mezcla de los ingredientes que te mencioné, de los cuales, será necesario al menos dos de los indispensables: miel y avena son mis favoritos para todo tipo de pieles, pero si agregas maicena, tu rostro quedará impactantemente suave, elástico y rejuvenecido. Si tu piel es seca, trata de no poner mucha cantidad de maicena. La miel sin duda también hace lo suyo, promoviendo la regeneración de células y los tejidos.
La forma de realizar la mezcla es elaborando una taza de agua con avena y maicena a fuego lento hasta que quede una pastita y endulzar con miel «al gusto». Dejar enfriar y en tu rostro colocar no más de una cucharada. El resto es un postre que puedes comer.

Si vas a colocar los ingredientes opcionales, lo más probable es que la mezcla con pepino y las hierbas no quede bien como postre. Si quieres colocar éstos, debes rayar el pepino (sin cáscara) y mezclarlo una vez esté frío todo. Y, en cuanto al perejil u orégano, lo mismo que el café, deben ir en el agua caliente, como infusión (a la cual le puedes agregar la avena, maicena y cacao). En este caso, como para el rostro no necesitas tanto más que un par de cucharadas… en lugar de postre, tendrás una hermosa mezcla para colocar en todo tu cuerpo. Procura poner las piernas en alto para ello.

Deja que la mascarilla descanse en tu piel por al menos 20 minutos y retira solo con agua al tiempo.

Si lo pruebas y te gustó, déjame un comentario. Si conoces de otros ingredientes mágicos para la piel, coméntame o pídeme una receta recomendada para lo que necesites.
———————————–

Todos los derechos reservados. Los escritos de este sitio están protegidos por las leyes de copyright y tratados internacionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: