Cafe con Mistica

Silfo

«El aire nunca miente»
decía lo celeste
mientras se llevaba el contenido de un espacio momentáneo.
La verdad del viento es tan sutil
que si pudieras atraparla, dejaría de ser cierta.

Solamente en libertad es capaz de manifestarse
Como espíritu que ronda
vive
y muere rápidamente en cada segundo
desprendiéndose entre polvos pluricelulares
hasta dejar de sí lo más profundo
que es invisible ante estos húmedos ojos.

Nosotros, no somos de la misma especie.
El aire no sabe de interrogantes y misterios,
es siempre diferente e inesperado
y aunque a veces vuelva como aroma,
fresco de lunares estrellados o de cálidos océanos
su mensaje pasará movilizando pastizales
En el más llano paisaje.


Todos los derechos reservados. Esta obra está protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: