Cafe con Mistica

Tristeza

Abrió los bracitos
como antenitas
mientras el tierno roedor decía:

-No te haré daño jamás
tu pétalo es caricia
y tu olor la bondad.

Cárdeno, el lirio,
azul lo miró
y en 5 segundos
el roedor la devoró.

Imagen: Lirio Cárdeno o Iris

—-
Todos los derechos reservados. Esta obra está protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

¿Necesitas mas información?
A %d blogueros les gusta esto: